Via Urbano VIII, 16 - 00165 ROMA (Italia)
Tel. 06/698.81024; Fax 06/698.81332
E-mail: info@euntes.net

PALABRA PARA LA MISIÓN
Apuntes de reflexión misionera sobre la liturgia dominical

El EUNTES.NET propone, semanalmente, para laicos, religiosas y sacerdotes un itinerario de reflexiones sobre la liturgia dominical en clave misionera. Se ofrecen apuntes para una meditación misionera, personal o comunitaria, sobre la Palabra de Dios, la cual, de manera constante y sorprendente, sigue iluminando, fortaleciendo y sosteniendo el camino misionero de la Iglesia, para la vida del mundo.

Semana Santa: con un “corazón grande como el mundo”

Domingo de Ramos
Año C – 24-3-2013
Lucas  19,28-40
Isaías  50,4-7
Salmo  21
Filipenses  2,6-11
Lucas  22,14 – 23,56
 
Reflexiones

La entrada en la Semana Santa, la semana grande del amor hasta las últimas consecuencias (“Los amó hasta el extremo”, Jn 13,1), está marcada este año por la narración de la pasión y muerte de Cristo, escrita por el evangelista Lucas (Evangelio). Esa Passio no es tan solo historia del pasado: los mismos acontecimientos se repiten hoy. Los personajes de entonces (Caifás, Herodes, Pilato, fariseos, sacerdotes, Pedro, Judas, Cirineo, piadosas mujeres, soldados, Centurión, José de Arimatea…) son emblemáticos de lo que ocurre hoy con relación a Cristo y a los que sufren, con los que Él se identifica (cfr. Mt 25,35s). Cada persona, cada uno de nosotros puede ser, hoy, en el bien o en el mal, uno u otro de esos personajes de la pasión de Jesús. Hoy, cada uno puede ser, por ejemplo, como las piadosas mujeres, que acompañan a Cristo en su dolor; o ser como el Cirineo, personas capaces de cargar con el peso de los demás; o como María, al pie de la cruz...

 
Tres testigos modernos del mundo misionero nos brindan una ayuda segura en la comprensión y en la celebración del Misterio pascual propio de la Semana Santa. Su palabra nace de la experiencia personal de identificación con Cristo muerto y resucitado. Por tanto, sus testimonios tienen una resonancia universal: ayudan a vivir la Pascua según la amplitud y la profundidad propias del corazón de Cristo.

 
“Siempre los ojos fijos en Jesucristo”

S. Daniel Comboni (1831-1881), misionero apasionado por la salvación de África, en las Reglas de su Instituto (1871), recomendaba vivamente a los futuros misioneros que contemplaran con amor a Cristo crucificado, para formarse en el necesario “Espíritu de Sacrificio”:

«El pensamiento perpetuamente dirigido al gran fin de su vocación apostólica debe engendrar en los alumnos del Instituto el espíritu de sacrificio. Fomentarán en sí esta disposición esencialísima teniendo siempre los ojos fijos en Jesucristo, amándolo tiernamente y procurando entender cada vez mejor qué significa un Dios muerto en la cruz por la salvación de las almas. Si con viva fe contemplan y gustan un misterio de tanto amor, serán felices de ofrecerse a perderlo todo y a morir por Él y con Él».

(De los Escritos de San Daniel Comboni, n. 2720-2722).

 ¡Tengo sed!”

La entrega total de la Beata Madre Teresa de Calcuta (1910-1997) a la causa misionera tuvo su origen en  la contemplación de las palabras de Jesús en la cruz: ¡Tengo sed! La atención a los últimos en la escala social nacía en ella del deseo de apagar la sed de Cristo.

«"¡Tengo sed!" dijo Jesús cuando, en la cruz, se encontraba privado de todo consuelo. Renueven  su celo para saciar su sed en las dolorosas semblanzas de los más pobres entre los pobres: "Ustedes a mí me lo hicieron". Jamás separen estas palabras de Jesús: "Tengo sed" y "Ustedes a mí me lo hicieron"».

(De los escritos de la B. Madre Teresa de Calcuta).

 
Celebrar la Pascua con un “corazón grande como el mundo”

Esta es la enseñanza del Siervo de Dios Mons. Óscar Arnulfo Romero (1917-1980), arzobispo de San Salvador, asesinado mientras estaba celebrando la Eucaristía en la tarde del 24 de marzo de 1980.

«Celebra la Pascua con Cristo tan solo el que sabe amar, sabe perdonar, sabe aprovechar la fuerza más grande que Dios ha puesto en el corazón del hombre: el amor. La Iglesia siente que su corazón es como el de María, grande como el mundo, sin enemigos, sin resentimientos».

(De las catequesis de Mons. Óscar A. Romero en la Semana Santa de 1978).

 
 
Palabra del Papa

(*)  “Podemos caminar cuanto queramos, podemos edificar muchas cosas, pero si no confesamos a Jesucristo algo no funciona. Acabaremos siendo una ONG asistencial, pero no la Iglesia, Esposa del Señor... El mismo Pedro que ha confesado a Jesucristo le dice: Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo. Te sigo, pero no hablemos de cruz. Esto no tiene nada que ver. Te sigo de otra manera, sin la cruz. Cuando caminamos sin la cruz, cuando edificamos sin la cruz y cuando confesamos un Cristo sin cruz, no somos discípulos del Señor: somos mundanos; somos obispos, sacerdotes, cardenales, papas, pero no discípulos del Señor. Quisiera que todos, después de estos días de gracia, tengamos el valor, precisamente el valor, de caminar en presencia del Señor con la cruz del Señor; de edificar la Iglesia sobre la sangre del Señor”.

Papa Francisco

Homilía ante los Cardenales en la Capilla Sixtina, 14-3-2013

 
 
Siguiendo los pasos de los Misioneros

- 24/3: Domingo de Ramos y de la Pasión del Señor. Jornada de la Juventud (se celebra en las diócesis) - Semana Santa.
- 24/3: Memoria del asesinato de Mons. Óscar A. Romero (+1980), arzobispo de San Salvador (El Salvador). – Jornada de oración y de ayuno por los misioneros mártires.
- 25/3: Anunciación del Señor a María por medio del ángel Gabriel. - (Este año la celebración se traslada al lunes 8/4).
- 26/3: Aniversario de la encíclica Populorum Progressio de Pablo VI (1967) sobre el desarrollo integral de la persona y el desarrollo solidario de los pueblos.
- 27/3: S. Ruperto (+ ca. 718), de origen irlandés, fue gran evangelizador de Baviera y obispo de Salzburgo.
- 28/3: B. Cristóbal Wharton (+1600); 29/3: B. Juan Hambley (+1587); 31/3: B. Cristóbal Robinson (+1597) y otros sacerdotes ingleses martirizados bajo Isabel I, reina de Inglaterra.
- 30/3: B. Luis de Casoria A. Palmentieri (1814-1885), franciscano, educador; junto con otros trabajó activamente para rescatar a niños africanos de la esclavitud.
- 30/3: S. Leonardo Murialdo (1828-1900), sacerdote de Turín, educador, fundador del Instituto de los ‘Josefinos’ para la formación de los niños abandonados.

 
+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++
A cargo de: P. Romeo Ballán – Misioneros Combonianos (Verona)
Sitio Web:   www.euntes.net    “Palabra para la Misión”
+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++