Via Urbano VIII, 16 - 00165 ROMA (Italia)
Tel. 06/698.81024; Fax 06/698.81332
E-mail: info@euntes.net

PALABRA PARA LA MISIÓN
Apuntes de reflexión misionera sobre la liturgia dominical

El EUNTES.NET propone, semanalmente, para laicos, religiosas y sacerdotes un itinerario de reflexiones sobre la liturgia dominical en clave misionera. Se ofrecen apuntes para una meditación misionera, personal o comunitaria, sobre la Palabra de Dios, la cual, de manera constante y sorprendente, sigue iluminando, fortaleciendo y sosteniendo el camino misionero de la Iglesia, para la vida del mundo.


Buen Pastor y Cordero sacrificado: modelos de Misión

IV Domingo de Pascua

Año C – 21-4-2013
Hechos  13,14.43-52
Salmo  99
Apocalipsis  7,9.14-17
Juan  10,27-30
 
Reflexiones

El cuarto domingo de Pascua se llama, tradicionalmente, el Domingo del Buen Pastor, porque el pasaje del Evangelio se toma del capítulo X de Juan, en el cual Jesús se presenta como el verdadero pastor del pueblo. Para el evangelista Lucas, Jesús es el buen pastor que va en busca de la oveja descarriada, se la carga sobre los hombros, convoca a los amigos para una fiesta... (Lc 15,4-7): es un pastor con corazón misericordioso. Esta imagen llena de ternura se completa con la de Juan, el cual presenta a un pastor atento y enérgico en defender las ovejas de los ladrones y de los animales feroces, decidido a luchar hasta dar su vida por el rebaño.

 
El Buen Pastor es la primera imagen introducida por los cristianos, ya desde el s. III, en las catacumbas, para representar a Jesucristo, muchos siglos antes del crucifijo. La razón de esta antigüedad radica en la riqueza bíblica de la imagen del pastor (cf Éxodo, Ezequiel, Salmos…), con el cual Jesús se ha identificado y que Juan (cap. X) ha leído en clave mesiánica. Abundan, en efecto, las expresiones que describen la vida y las relaciones entre el pastor y las ovejas: entrar-salir, conocer, llamar-escuchar, abrir, conducir, caminar-seguir, perecer-arrebatar, dar la vida… Hasta la identificación plena de Jesús con el buen pastor que entrega su vida por las ovejas (v. 11.14). El texto griego emplea aquí un sinónimo, el “pastor hermoso” (v. 11.14), es decir, bueno, perfecto, que une en sí la perfección estética y ética. ¡Es el pastor por excelencia!

 
Jesús nos confirma obstinadamente que su iniciativa de salvar a las ovejas tendrá éxito: “no perecerán para siempre, y nadie las arrebatará de mi mano... nadie puede arrebatarlas de la mano de mi Padre” (v. 28-29). Esta certeza no se funda en la bondad y fidelidad de las ovejas, sino en el amor gratuito de Cristo, que es más fuerte que las miserias humanas. Él no renuncia a ninguna oveja, aunque se hayan alejado o no le conozcan: todas deben entrar por la puerta que es Él mismo (v. 7), porque Él es la única puerta, el único salvador. Él ofrece su vida por todos: Él tiene también otras ovejas a las que debe recoger, hasta formar un solo rebaño con un solo pastor (v. 16). La misión de la Iglesia se mueve con estos parámetros de universalidad: vida entregada por todos, vida en abundancia, la perspectiva del único rebaño... Aunque el rebaño es numeroso, nadie sobra, nadie queda perdido en el anonimato; las relaciones son personales: el pastor conoce a sus ovejas, las llama a cada una por su nombre y le siguen (v. 3.27).

 
Para Juan, la buena noticia de la Pascua es doble: Cristo es el ‘Buen Pastor con el corazón traspasado’, del cual mana la vida para  “una muchedumbre inmensa” y multiforme, que nadie podría contar (II lectura); y Cristo es también el Cordero sacrificado, en cuya sangre todos hallan purificación y consuelo en la gran tribulación (v. 14). En su contemplación en la isla de Patmos (Ap 1,9), Juan llega a la identificación entre el Cordero y el Pastor, que conduce “hacia fuentes de aguas vivas” (v. 17). La vida sin hambre, ni sed, ni lágrimas (v. 16-17) será un día una realidad; pero de momento queda como una promesa en el horizonte, una palabra segura que se cumplirá. Cordero y Pastor son dos símbolos relacionados, que se complementan. Jesús es Buen Pastor, porque es Cordero sacrificado para dar vida al pueblo; es Pastor bueno, porque antes es Cordero manso, siervo disponible. Esta identificación tiene una validez inagotable también para el hoy de nuestra historia: seremos pastores buenos mientras seamos corderos mansos y siervos disponibles para la vida del rebaño.

 
El cristiano tiene una tarea inmensa que cumplir: anunciar el Evangelio de Jesús por el mundo, aunque sea entre oposiciones y resistencias de todo tipo, pero siempre con la certeza que ha sostenido a Pablo en su misión (I lectura): sentirse llamado a ser luz para las naciones, hasta el extremo de la tierra (v. 47). Siguiendo el ejemplo de Pablo y contemplando al Buen Pastor, se entiende el llamado de la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones. (*)  La vocación de especial consagración (sacerdocio, vida consagrada, vida misionera, servicios laicales…) se fortalece en la experiencia personal de sentirse amado y llamado por Alguien. Para cualquier vocación, es determinante sentir como verdadera la palabra de Jesús: “Conozco a mis ovejas y ellas me siguen” (v. 27). Sentirse en el corazón de Dios te hace sentir grande, con vida, te da seguridad, te hace sentir hijo y hermano, te hace apóstol. Te abre el corazón al mundo entero.

 
Palabra del Papa

(*)  "Las vocaciones sacerdotales y religiosas nacen de la experiencia del encuentro personal con Cristo, del diálogo sincero y confiado con él, para entrar en su voluntad. Es necesario, pues, crecer en la experiencia de fe, entendida como relación profunda con Jesús, como escucha interior de su voz, que resuena dentro de nosotros".

Benedicto XVI

Mensaje para la 50 Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones, 21-4-2013

 

“Jesucristo es quien nos ha llamado, nos ha invitado a recorrer su camino, nos ha elegido. Anunciar y dar testimonio es posible únicamente si estamos junto a Él”.

Papa Francisco

Homilía en la Basílica de S. Pablo Extramuros, 14-4-2013

 Siguiendo los pasos de los Misioneros

- 21/4: IV Domingo de Pascua, o del Buen Pastor. - 50 Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones, con el tema (2013): «Las vocaciones, signo de la esperanza fundada sobre la fe».
- 21/4: S. Anselmo de Aosta (1033-1109), doctor de la Iglesia, monje benedictino y abad de Le Bec (Normandía); nombrado obispo de Canterbury, luchó y sufrió por la libertad de la Iglesia en Inglaterra.
- 21/4: En 1957 Pío XII publicó la encíclica misionera Fidei Donum, sobre la situación de las misiones católicas, particularmente en África, lanzando un fuerte llamado al compromiso misionero también por parte de los sacerdotes diocesanos.
- 22/4: Día de la Tierra por la defensa de la naturaleza (ONU 1970).
- 23/4: S. Jorge (s. IV, en Palestina), santo popular por la lucha contra el dragón; mártir venerado desde la antigüedad por las Iglesias de Oriente y de Occidente.
- 23/4: S. Adalberto (Vojtech), obispo de Praga y mártir (956-997), intrépido misionero en Polonia y en medio de otros pueblos eslavos.
- 23/4: B. María Gabriela Sagheddu (1914-1939), nacida en Sardinia y fallecida como monja trapense en Grottaferrata (Roma); ofreció su vida por la unidad de los cristianos.
- 24/4: S. Fidel de Sigmaringen (Alemania meridional, 1578-1622), sacerdote capuchino, misionero, asesinado en la Recia (Suiza). Es el protomártir de la Congregación de Propaganda Fide (fundada en 1622) y de la incipiente Orden de los Capuchinos.
- 25/4: S. Marcos, evangelista, discípulo de Pablo y de Pedro; fundador de la Iglesia de Alejandría en Egipto.
- 25/4: S. Pedro de Betancur (1626-1667), hermano terciario franciscano, misionero español en Guatemala, llamado “hombre que fue caridad”, por su entrega a los huérfanos, mendigos, enfermos.
- 27/4: S. Pedro Ermengol (+1304), español; se convirtió después de una agitada vida de bandolero, entró como religioso en la Orden de la Merced y se entregó al rescate de los esclavos en África.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++
A cargo de: P. Romeo Ballán – Misioneros Combonianos (Verona)
Sitio Web:   www.euntes.net    “Palabra para la Misión”
+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++