PALABRA PARA LA MISIÓN
Apuntes de reflexión misionera sobre la liturgia dominical 


 

“ QUE LA HUMANIDAD ENTERA

Te reconozca  sólo a Ti  como único Dios”

 

Domingo 29° del T. O.

Año “A” - Domingo 16.10.2005

 

Isaías  45,1.4-6

Del Salmo  95

1Tesalonicenses  1,1-5

Mateo  22,15-21

 

Reflexiones

La respuesta de Jesús (Evangelio) desarma la trampa que fariseos y herodianos le habían tendido sobre el tema escabroso de los impuestos al emperador de Roma: Jesús distingue entre autoridad humano-política y la autoridad suprema de Dios, quien nos ha creado, hombres y mujeres, a Su imagen. El pronunciamiento de Jesús establece la autonomía de las dos esferas de acción, humana y divina, reivindicando, aquí y en otros pasajes del Evangelio, la prioridad de Dios, de quien todos y todo recibe vida, destinación, sentido. Una sana autonomía exige respeto mutuo y colaboración en la complementariedad, evitando las confusiones de un sistema teocrático como también las evasiones de un espiritualismo intimista; favoreciendo todas las iniciativas que garantizan la promoción integral de la persona y el desarrollo solidario de la humanidad. A esta luz, incluso la acción política de Ciro, rey de los persas (I lectura), ungido (v. 1) y reconocido (v. 5), es interpretada como salvación para el pueblo hebreo, esclavo en Babilonia. Asimismo, la madurez espiritual de la comunidad cristiana de Tesalónica (II lectura) – con sus valores de fe comprometida, caridad operosa y esperanza constante (v. 3) – no puede sino tener consecuencias saludables para la convivencia familiar y social.

 

La oración colecta pone en evidencia la soberanía de Dios, a quien “obedece toda criatura en el misterioso entrelazarse de las libres voluntades humanas”, y nos invita a rogar para que, por fin, “la humanidad entera Te reconozca sólo a Ti como único Dios”. Es verdad que también los paganos creen en Dios, y que todos los pueblos tienen alguna idea de Dios. Pero Jesús ha venido a revelarnos el verdadero rostro – la intimidad - de este Dios, que es su Padre y nuestro Padre; que es comunión de tres Personas. Los misioneros del Evangelio llevan por doquier este hermoso anuncio.

 

La prioridad de Dios y su soberanía sobre las personas y los acontecimientos de la historia, redimidos por Cristo Salvador, son temas básicos que motivan la misión de la Iglesia a lo largo de los siglos. En este octubre misionero, acogemos con corazón agradecido el mensaje de Juan Pablo II (firmado pocas semanas antes de su muerte) para el Domingo Mundial de las Misiones, (DOMUND), con el tema Misión: Pan partido para la Vida del Mundo”.

 

Dice el Papa: “En este Año dedicado a la Eucaristía, la Jornada Misionera Mundial nos ayuda a comprender mejor el sentido eucarístico de nuestra existencia, reviviendo el clima del Cenáculo, cuando Jesús, en la víspera de su pasión, se ofreció a sí mismo al mundo… Jesús pan partido para toda la humanidad. Siguiendo su ejemplo, también nosotros debemos dar la vida por los hermanos, especialmente los más necesitados. La Eucaristía conlleva el signo de la universalidad, y de manera sacramental prefigura lo que sucederá «cuando todos los que participan de la naturaleza humana, regenerados en Cristo por el Espíritu Santo, contemplando unánimes la gloria de Dios, puedan decir Padre nuestro» (Ad Gentes 7). De esta manera, la Eucaristía, mientras hace comprender plenamente el sentido de la misión, anima a cada creyente, y especialmente a los misioneros, a ser ‘pan partido para la vida del mundo’… El mismo Redentor, que a la vista de la muchedumbre necesitada sintió compasión «porque estaban vejados y abatidos como ovejas que no tienen pastor» (Mt 9, 36), presente en la Eucaristía, continúa a lo largo de los siglos manifestando compasión hacia la humanidad que se encuentra en la pobreza y en el sufrimiento. *  En su nombre, los agentes pastorales y los misioneros recorren caminos no explorados para llevar a todos el pan de la salvación. Les anima la conciencia de que… Jesús sólo puede apagar el hambre de amor y la sed de justicia de los hombres". Y podemos añadir: que sólo Jesús sostiene el empeño y los riesgos de los misioneros que escogen, como afirma San Daniel Comboni, “hacer causa común” con y en favor de los pobres. Todo esto, ¡por fidelidad al Evangelio!

 

 

Palabra del Papa

*  “Para dar una respuesta concreta al llamado que nos hacen nuestros hermanos en humanidad, debemos afrontar el primero de los desafíos: el de la solidaridad entre las generaciones, la solidaridad entre los Países y entre los continentes, para una distribución cada vez más equitativa de las riquezas del planeta entre todos los hombres... En efecto, la tierra tiene la capacidad de alimentar a todos sus habitantes, a condición de que los Países ricos no se queden con lo que pertenece a todos”.

Benedicto XVI

Discurso a 7 nuevos Embajadores ante la Santa Sede, Roma, 16.6.2005

 

Siguiendo los pasos de los Misioneros

- 16/10: Jornada Mundial de la Alimentación, organizada por la FAO-ONU.

- 17/10: S. Ignacio de Antioquía, obispo y mártir, condenado por Trajano ‘ad bestias’ (+107).

- 18/10: S. Lucas, evangelista, autor también de los Hechos de los Apóstoles, compañero de Pablo en la misión.

- 19/10: Ss. Juan de Brébeuf, Isaac Jogues y otros 6 compañeros mártires jeusitas, misioneros entre los Hurones (América del Norte-Canadá, +1642-1649).

- 20/10: Bb. David Okelo y Gildo Irwa, jóvenes (de 16 y 12 años) catequistas y mártires, asesinados en Paimol (Kalongo, en el Norte de Uganda, +1918).

- 21/10: B. Laura Montoya y Upeguí (1874-1949), misionera colombiana entre los indígenas y fundadora, fallecida en Medellín.

- 23/10: DOMUND-Domingo Mundial de las Misiones, con el tema “Misión; Pan partido para la Vida del Mundo”.

 

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

A cargo de: P. Romeo Ballan, mcci – Director emérito del CIAM, Roma

Sito Web:    www.ciam.org    “Palabra para la Misión”

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++